Un día, luego al otro

Un día niño,
Al otro viejo.

Pasa la vida,
Pasa el tiempo.

Como un abrir y cerrar,
Un parpadear de ojos.

Pasa tan rápido,
Que la vemos continuar, sin más que dar.

No vemos cómo cambia,
No percibimos como se transforma.

Más, en ese pasar,
Estamos en la mitad.

Justo en el centro,
Del pasar del tiempo.

Un día niño,
Al otro viejo.

¿Que nos corresponde?
¿Que nos toca?

En este imparable pasar,
Del hoy y mañana.

¿Qué podemos hacer?
¿Qué podemos realizar?

Como arena en las manos,
Se va sin más parar.

Un día niño,
Al otro viejo.

Disfrutar y gozar.
Llorar y reír.

Vivir, como si mañana todo acabar.
Vivir, como si nunca terminará.

Vivir la vida.
Vivir, agradecido.

Paciente.
Feliz.

Siendo lo que soy.
Creciendo con todo.

Sin arrepentimientos,
Sin sufrir más de lo que debo.

El dinero, viene y va.
El reconocimiento, éxitos y fracasos.

El dolor, viene y va.
La alegría, pasajera es.

Todo,
Viene y va.

Un día niño,
Al otro viejo.

Vivir y hacer lo mejor,
Con lo que tengo.

No existe otro remedio.

Anuncios

2 comentarios sobre “Un día, luego al otro

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: