En el Baño… II

– ¡¡¡Dios mío, no!!! ¡¡¡Dios santo, no, por favor!!!

Exclamaban cientos de voces en su mente, mientras corría al baño con afán y desespero. Buscando un refugio, buscando un consuelo. Algo que le sacara de este absurdo presente, donde, la barbarie de la realidad, supera la irreal fantasía.

– ¡¡¡Dios mío, no!!! ¿Dónde sea que estés ayúdame por favor? No puede estar pasando esto. ¿Cómo pude caer? ¿Cómo puede ser?

Lagrimas caían. Temblaba su cuerpo. Un sudor frío por la espalda, marcaba su tierna silueta. La cual no volvería a ser igual. No, después de nueve meses. No, después de recibir el resultado positivo del examen de embarazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s